miércoles, 12 de octubre de 2022

Dictan 30 años al “Panadero” por violar y matar niña Liz María Sánchez



SANTO DOMINGO.-Los jueces del Primer Tribunal Colegiado de Santo Domingo Este, condenaron este martes a 30 años de prisión a Starlin Francisco Santos, alias El Panadero, hallado culpable de haber asesinado y violado a una menor de nueve años de edad.

El hecho que se produjo en el 2020, en el sector Ensanche Isabelita, donde el condenado era cercano a los padres de la menor Liz Mary Sánchez, quien presuntamente luego de violarla sexualmente y estrangularla, posteriormente tiró su cuerpo en las inmediaciones del kilómetro 14 de la autopista Las Américas, cuyo cadáver aún no ha sido encontrado.

El hombre, quien cumplió la prisión preventiva en la cárcel de La Victoria, en su argumento de defensa en el juicio preliminar, cambió la versión de los hechos, declarándose inocente, asegurando que fue torturado por los agentes de la Policía Nacional, razón por la cual admitió el suceso.

María Álvarez, representante legal de los padres de la víctima, explicó que con este caso aunque no haya un cuerpo del delito, se marca un precedente en la justicia dominicana, porque todos los elementos de pruebas indicaron que había una agresión sexual previa antes del asesinato.

“En este caso recibimos una respuesta de la justicia, el tribunal pudo verificar que existían todas las pruebas necesarias para condenarlo a 30 años de prisión, no solo por haber matado a la niña, sino por la agresión sexual que este cometió, es un crimen precedido de otro crimen”, manifestó la letrada.

Asimismo, explicó que presentaron en coordinación con el órgano persecutor los elementos probatorios, se garantizó y prevaleció la vida humana y todo el carácter técnico pericial, lo que hizo que los jueces del tribunal tomar la decisión.

Será el día 2 de noviembre cuando se lea la decisión de manera íntegra.

De su lado, el fiscal actuante en el caso, Milcíades Guzmán, manifestó que desde un principio no hubo duda que el Panadero había violado la niña, aprovechándose de la confianza que había entre los padres.

“Los padres de la niña hoy lloran a su hija, pero obtuvieron una condena y al mismo tiempo llora de emoción porque finalmente se hizo justicia porque el tribunal acogió imponerle 30 años”, declaró el representante del órgano persecutor.

En el documento instrumentado por el Ministerio Público, dijo que conoció a la niña hacía tres meses, cuya dos semanas después empezó a sentirse atraído por la menor, quien se le sentaba en las piernas a jugar con su teléfono personal.

“Yo le prestaba mi teléfono celular para que ella viera muñequitos y jugara los juegos que yo le había descargado para ella, en ese momento me aprovechaba para manosearla y tocar sus partes intimas. cuando le tocaba sus partes ella se quedaba tranquila. y yo continuaba manoseándola, en diversas ocasiones la LIZ MARY visitaba mi casa para jugar con mi hijo”, relató el imputado ante los fiscales.

Contó, que le ofreció su celular personal y que la invitó a su casa para entregárselo, luego le dijo que debía sacar algunas informaciones, pero empezó nuevamente a tocarle sus geniales, escena repetida el mismo día del hecho.

Detalló, que la niña lo amenazó con decirle a sus padres la acción que este estaba cometiendo en su contra.

“Yo me puse nervioso y cuando LIZ MARY se iba a marchar a su casa la agarré por el cuello y empecé a estrangulara. Ella trataba de defenderse, cuando ella dejó de moverse introduje el cuerpo en un saco vacío de harina de trigo color blanco, en la cabeza le puse una funda negra para que nadie la pudiera ver si se salía del saco, luego la coloqué en el canasto del motor”, confesó el encartado.

Amplió, que antes de tirar a la niña al Mar Caribe, simuló ante su hijo que ella estaba dormida en su cama, acomodando las almohadas, indicándole que no la despertara.

Después que preparó el escenario dijo que tomó su motocicleta, que estaba estacionada en el callejón frente a su casa, se dirigió a la estación de combustible.

“Le eché la suma de DOP$100.00 pesos de gasolina, al regresar como mi hijo aun estaba dormido. aproveche para montar el cuerpo de LIZ MARY que estaba dentro del saco en un canasto color amarillo, que está en la parte trasera de mi motocicleta, me dirigí hacia el Obelisco que está cerca de la Marina de Guerra, para lanzar el cuerpo de LIZ MARY, pero al llegar había muchas personas allí, luego siguió para la Autopista Las Américas y lanzó el cuerpo”, establece la declaración del Ministerio Público que le confesó el hoy condenado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abinader se reúne con comandante del Comando Sur EE.UU. general Laura Jane Richardson

  Santo Domingo. – El presidente Luis Abinader se reunió con la general Laura J. Richardson, comandante del Comando Sur de los Estados Unido...